Nurten y Seher están desesperadas por conseguir todo el dinero que Elif puede darles rápido. ¿Podrán conseguirlo sin que Arzu las descubra?

Seher, quien ahora es la nueva mucama de la mansión Emiroglu, logra instalarse sin problemas en la habitación, que antiguamente era de Kiraz.

Nurten le pidió a Seher que consiguiera el trabajo de mucama en la mansión, debido a que ellas tienen a Elif y están buscando la forma de entregarla, pero sin que Arzu sea quien las reciba, además de que también Seher ha estado buscando información por toda la casa, todo para que ellas puedan ser millonarias.

Loading...

Seher tras su primer día de trabajo, caída la noche, decide llamar a su hermana para contarle todo lo que había sucedido en el día, Seher dice: no te preocupes hermana, ya estoy terminando de sacar unas cosas de mi maleta, Nurten responde: dime, tuviste oportunidad de ver a esa loca, Seher dice: ¿me preguntas que si la vi? Hermana, mira, esa mujer me hará sufrir, de eso no tengo ninguna duda, ella es como me habías dicho, un verdadero monstruo.

Nurten sabía que no se equivocaba cuando describió la personalidad de Arzu, Nurten dice: sé que esa mujer está loca, pero concéntrate, tienes que llevarte bien con esa mujer, Seher responde: hermana, temprano entre en su habitación para ver si encontraba algo que ayudara, pero mientras revisaba entro repentinamente, Nurten dice: Seher, enserio eres una tonta ¿te atraparon en el primer día de trabajo? Seher responde: no me atrapo, así que no te preocupes, solo que me pidió que no volviera a entrar en su habitación sin su permiso ¿Qué acaso debo hablar antes de limpiar su habitación? Esa mujer está loca.

Nurten tiene prisa en entregar a Elif, no quiere pasar un día mas sin dinero, Nurten dice: tienes que apurarte Seher, tenemos esta joya aquí en la casa con la cual podremos ser millonarias, Seher dice: losé hermana, pero no he podido hacer más que eso, Nurten dice: entonces ¿Qué hiciste todo el maldito día? Seher responde: trabajar, tuve que hacer distintos trabajos en la casa, no deberías de hablarme así, siendo yo la que se está arriesgando.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *