El Sultán Suleimán el magnífico sufre un ataque al corazón.

Después de haber alentado a sus soldados de no decaer en la lucha contra Zigetvar , el sultán Suleimán se retira de las afueras y se dirige junto a Ferjat a su tienda , camina lentamente sintiendo el dolor en sus piernas pero lo resiste a la vista de todos para no parecer débil y hacer caer los ánimos de los guerreros.

Los guardias levantan la cortina de la tienda de su majestad el sultán Suleimán y este entra junto a Ferjat que lo sigue a sus espaldas muy de cerca, el sultán Suleimán camina con un pesar en sus ojos y un cansancio incalculable tras innumerables noches llenas de dolor, de agonio y de beber el letal jarabe de opio para callar su dolor y resistir todo lo que le sucedía a su cuerpo.

Loading...

El sultán Suleimán camina lentamente viendo el trono que esta frente suyo en la tienda y sus lágrimas comienzan a salirse de repente, si cabeza se manteen gacha y su expresión decae una de un ser derrotado y sin fuerzas para nada, Ferjat lo nota y se preocupa mucho por su majestad por lo que se acerca más a él y si mantiene muy alerta.

El sultán Suleimán de pronto detiene su caminar y observa la silla en la que está próximo a centrarse, Ferjat lo observa atento y espera cualquier indicación, de pronto el sultán Suleimán siente como la vida le es arrancada por sorpresa y sin poder seguir respirando, las piernas le fallan y su corazón se detiene a haciendo que se desplome y caiga en el piso en shock y moribundo. Ferjat al ver esto entre en pánico y  se abalanza sobre el sultán Suleimán que está en el suelo paralizado, Ferjat trata de hacerlo reaccionar y lo mueve con todas sus fuerzas para lograrlo. ¿Tendrá éxito en su lucha Ferjat?

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *