El campamento en Zigetvar está hundido en un desgarrador silencio.

Tras el sorpresivo ataque al corazón que sufrió el sultán Suleimán el magnífico, sus súbitos se encuentra junto a él en sus aposentos mientras su cuerpo sin vida reposa en la cama que está rodeada por un velo blanco y llena de miradas de todos los presentes en la tienda da campaña .

Ferjat que siempre se mantuvo al lado del sultán Suleimán una vez que lo conoció contempla el cuerpo del sultan postrado en su cama y siente pena por todo al verlo paralizado y con los ojos abiertos sin señales de vida, mira al doctor y este claramente muy apenado por lo sucedido con su majestad el sultán Suleimán baja la mirada y no dice nada al respecto.

Loading...

Un silencio desgarrador es el que inunda la tienda del sultán Suleimán mientras todos sus súbditos se miran a las caras. Los Pashas no pueden evitar el remordimiento en sus conciencias por no haber logrado que su majestad retrocediese en su petición aun cuando sabían que sería su última guerra y no volvería.

El sultán Suleimán pereceo víctima de una rara enfermedad y víctima del dolor de su alma que genero dolores internos en su corazón y una carga y una culpa que nadie pudo sacar jamás. Suleimán decayó luego de la muerte del príncipe Bayaceto y nunca más volvió a ser el mismo, nunca más sonrió y solo lo hacía en algunos sueños que también eran limitados porque sus noches estaban llenas de pesadillas y sus días llenos de malos recuerdos. Claramente no ha sido una fina digna para el sultán Suleimán el magnífico, rey de las siete regiones y líder de todo el mar mediterráneo, pero es lo que el destino deparo para sí mismo y es lo que cabo a través de sus acciones, sus actos jugaron en su contra y termino como todos sus enemigos siempre lo soñaron.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *