Suleimán sufre en silencio y se muestra fuerte ante sus soldados.

El sultán Suleimán ha estado en un estado crítico desde hace días atrás en la guerra y su dolor solo ha logrado disminuir ingiriendo el jarabe de opio que es un arma de doble filo para su vida y para sus sentidos pero entregado a esto no hay vuelta atrás y sabe que es lo único que le dará tranquilidad momentánea y fuerzas para mantenerse de pie en el campamento.

El sultán Suleimán se encuentra con Ferjat en sus asuntos y este senado en su silla mientras bebe jarabe de opio para su dolor, Ferjat se acerca rápidamente para coger el envase de la medicina ya terminada por su majestad y lo deja a un lado. El sultan Suleimán trata de levantarse de su silla para salir de la tienda y Ferjat viendo el dolor en su rostro se acerca para ayudarlo.

Loading...

El sultán Suleimán se sujeta del cuerpo de Ferjat con una mano y con la otra a su bastón, da un último respiro y con todas sus fuerzas se eleva para comenzar a caminar hacia las afueras, Ferjat siente un poco de pena al verlo en ese estado y lo ayuda lo más que pueda a que se aferre suyo para seguir avanzando.

El sultán Suleimán se siente por su dolor, pero continúa en su camino y cuando están a punto de salir de la tienda de campaña se suelta del agarre de Ferjat para asegurarse de que todos vean que aún se mantiene en pie sin ayuda. El sultán Suleimán se presenta ante todos los soldados jenízaros y los Pashas después de su anuncian y camina resistiendo su dolor, los soldados al verlo hacen reverencia ante su presencia y el sultán Suleimán observa el panorama y asiente ante sus súbditos, socoló Mehmed Pasha por su parte se preocupa por su majestad pero no dice nada y espera a sus palabras.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *