Kenan y Melek pierden la cabeza al enterarse de que Elif estaba muerta. ¿Qué harán al no aceptar que su hija había muerto?

Después de que Selim y Zeynep les dieran la noticia a todos de que Elif estaba muerta, todos simplemente comienzan a llorar desenfrenadamente en especial Melek.

Arzu quien estaba en su habitación escuchaba los gritos de Melek y sonreía viendo como lo que le había dicho su padre era cierto, por lo tanto Melih y Elif ya debían estar muertos para cuando los encuentren.

Loading...

Melek le grita a Zeynep pidiendo que le diga lo que ocurrió. Selim es quien toma la palabra y lo primero que hace es lamentarse y luego Zeynep le dice que Elif estaba muerta. Melek se tira al suelo y en un ataque de desesperación comienza a dar gritos hacia el suelo. Aliye cae al suelo también diciendo que no podía ser realmente cierto.

Kenan se sostenía de la pared viendo a todos llorar desesperadamente, y él simplemente se niega a que Elif realmente estuviera muerta, pues nunca había pasado un momento real como su padre con ella y menos ahora que la acababa de encontrar, Kenan sale de la casa y Selim va tras él. Arzu mientras tanto estaba en el pasillo del piso de arriba escuchando todo y luego dice: es tarde Kenan… encontraste a tu hija y ahora la volviste a perder.

Melek seguía llorando en la sala de la casa y no dejaba de llorar desenfrenadamente, mientras Aliye y Zeynep trataban de calmarla. Melek dice: ¡Zeynep, Elif no está muerta, ella regresará!, sé que volverá… lo sé,  esto es solo una pesadilla y un sueño… esto no puede ser real, mi hermano Melih ¡no puede ser!

Melek entonces explota diciendo que se iría a buscar a su hija ella misma si era necesario, y le pide a Zeynep que le diga dónde es el lugar del accidente, entonces Zeynep negando saber el lugar Melek sufre un desmayo leve y se queda con la respiración agitada en la sala de la mansión Emiroglu.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *