Dolores y heridas es lo que queda tras ocultar la verdad. ¿Cómo podrá Kenan superar todo lo que le ocultó Melek?

Zeynep ayuda a Melek a levantarse tras ella llorar desenfrenadamente cuando Kenan se retira diciéndole que era la culpable de que Elif creciera sin saber a ciencia cierta quien era su padre.

Elif mira confundida a su madre y le pregunta si realmente el señor Kenan era su padre. Melek no le responde absolutamente nada y Elif prefiere preguntárselo a Selim.

Loading...

Selim tampoco dice nada y Melek solo se arrodilla y ante Elif le suplica que la perdone por todo. Melek abraza a su hija y Melih rompe el silencio que diciendo que mejor era que se fueran de una vez.

Melih con ayuda de Selim levantan a Melek y todos se van juntos caminando. Kenan mientras tanto estaba en su vehículo. Preguntándose a sí mismo cómo Melek le pudo haber mentido de esa manera y ocultándole a su propia hija. Kenan entonces comienza a recordarse desde la primera vez que vio a Elif en el cumpleaños de Tugce. Luego vienen a la mente las palabras de Ayse que decían: “es la hija de un pariente señor, su madre está muy enferma y no puede cuidarla, por eso yo la cuidaré por un tiempo señor.”

Kenan luego recuerda la vez que estaba frente al restaurante de Melek y veía con mucho interés el nombre del restaurante. Kenan dice: no me di cuenta… ¿por qué?, el nombre del restaurante… ¡¿Cómo pudiste hacerme algo así, Cómo pudiste esconderme que Elif era mi hija?!

Melek besaba a Elif mientras que le preguntaba quién la había secuestrado, Elif por miedo no decía nada, más Melih le pide a su hermana que deje a Elif, ya que no es prudente preguntarle eso. Selim discutía con Zeynep por el hecho de que su hermano se enteró de la peor manera de todo, y él estaba preocupado porque Kenan les guarde rencor de por vida por algo así.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *