Takmaz no le teme a Suleimán y piensa seguir negociando con Selim por Bayaceto.

Takmaz se encuentra en los jardines de su palacio bajo una tienda en compañía de su servidor más leal y mensajero personal Marwan, este muy pensativo y preocupado por la reciente relación que el Shak ha establecido con Lala Mustafá y por otro lado con los hombres del sultán Suleimán le dice que disculpe su curiosidad y le pregunta si va a cumplir con las condiciones del sultan Suleimán.

El Shak Takmaz se muestra pensativo, mira a Marwan y le dice que no sabe si el príncipe Selim puede conseguir el oro que les prometió o no y hasta que no tenga noticias mantengan a Suleimán alejado. Marwan un poco preocupado le dice al Shak Takmaz que lo disculpe pero si le entregan el príncipe Bayaceto al príncipe Selim entonces el sultán Suleimán conquistara las ciudades de Persia una vez más.

Loading...

El Shak Takmaz actúa muy confiado y le dice al fiel Marwan que el sultan Suleimán ya no tiene el poder que solía tener y está muy viejo, si fuera fuego tendría llamas pequeñas y además no comenzaría una guerra solo porque le entregaron un hijo al otro, Marwan asiente y le dice que sea cual sea la decisión que él tome marcará el destino de los otomanos.

El Shak Takmaz asiente ante las palabras de Marwan y le dice que no hay diferencia ente Huzrre pasa y sus hombres y el príncipe Selim porque el destino del príncipe rebelde ya estaba escrito hace mucho tiempo. Takmaz sabe que puede sacar provecho de las negociaciones con el príncipe Selim y atenido a que Suleimán ya es anciano y no tiene el mismo poder de antes, no piensa temerle y quiere seguir negociando con Selim para así sacar el máximo provecho de la vida de su huésped el príncipe Bayaceto.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *