Suleimán se prepara para tomar una decisión definitiva y Ferjat le dice que eso lo arrastrará a la oscuridad.

El sultán Suleimán se encuentra en sus aposentos sentados sobre su mueble en compañía de un doctor que trata la enfermedad en sus pies que mantiene sobre un pequeño cogen mientras los revisan. El sultán Suleimán muy adolorido por todo mira al doctoro y le pregunta si tiene algo que pueda aliviar ese malestar que siente, este lo mira y le dice que ala mediante tiene algo que no lo curará, pero lo ayudara a reducir el dolor.

El sultán Suleimán muy desanimado asiente y le dice al doctor que puede retirarse, este asiente y recoge sus cosas para salir de los aposentos. Al quedar a solas con el sultán Suleimán, Ferjat que está de guardia en la entrada se acerca a este y se para frente a él. Ferjat le pregunta al sultán Suleimán si prepara la mesa, Suleimán asiente y le dice que desea invitar a la sultana Marian también.

Loading...

Ferjat asiente y le dice al sultán Suleimán que será tal y como ordene. Ferjat se queda pensativo por un momento y le habla al sultán Suleimán que parece no soportar el dolor que siente en sus pies, Suleimán lo mira y espera que este continua, Ferjat le dice que mientras el dolor de perder a los príncipes Mustafá y Cihangir aún estaban presente él lo empleo, y estuvo a su lado en esos difíciles días.

Ferjat prosigue hablando mientras Suleimán escucha atento y cabizbajo, este dice que fue testigo de todos los dolores que atravesó en su alma como padre y él se enterró en el silencio, dejo de respirar y el haber perdido a sus hijos le causo un dolor que le quemo el alma por lo que ahora es su deber comunicarle y quizás cruce sus límites, pero la decisión que va a tomar lo volverá a arrastrar a esa oscuridad y lo obligara a enfrentarse a los mismos dolores.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *