Nurbanu visita a Selim para pedirle que se deshagan del pequeño príncipe Mehmed. ¿Matará Selim a su sobrino?

El príncipe Selim se encuentra a solas en sus aposentos mirándose al espejo y de pronto ve sangrar su rostro, se pasa la mano en la herida y se siente confundido por todo, no sabe que pensar de eso, de pronto tocan a las puertas y cuando este se mira nuevamente en el espejo no ve nada y nota que solo fue un juego de su imaginación, se siente aliviado y un poco tenso.

De pronto entra la sultana Nurbanu a los aposentos y ve al príncipe Selim de pie muy tenso, esta le pregunta si está bien, Selim no dice nada y se dirige a sentarse en los muebles, la sultana Nurbanu lo sigue y le dice que ese peso a destruido el humor de todos, lo ve intranquilo, su alteza sigue sin hablar y se queda callado sentado en el mueble.

Loading...

La sultana Nurbanu se sienta junto al príncipe Selim coge su mano y le dice que el príncipe Mehmed el hijo del príncipe Bayaceto sigue en Amasia y le pregunta si no es así, Selim no comprende nada y le pregunta que quiere decir, la sultana Nürbanu y le dice que los otros hijos del príncipe Bayaceto están con él en Persia y aunque se desangran del príncipe Bayaceto y de sus hijos la gente que lo respalda puede usar al príncipe Mehmed en su contra.

El príncipe Selim continua distraído en sus pensamientos y no le dice nada a la sultana Nurbanu, esta continua con su preocupación y le dice que no pueden ignorar esa posibilidad, Selim le dice que lo olvide y es demasiado pronto, deben envagrarse de Bayaceto y el resto sucederá igualmente, la sultana Nurbanu no quiere dejar cabos sueltos y le dice que él la enseño a considerarlo todo por lo que deben tomar precauciones, Selim le grita que lo olvide y haga solo lo que dice.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *