Murat le da una buena noticia a Feride acerca de sus hermanos, sin embargo. ¿Qué pensará Feride ahora que sus hermanos no están?

Feride se siente muy agradecida de que Efruz les deje quedarse en su casa mientras que las cosas se normalizan un poco.

Feride quiere agradecerle todo lo que Efruz ha hecho por ellos, a pesar de que Feride es una desconocida para él, el decidió ayudarla sin pensar, Feride dice: Dios lo bendiga, señor Efruz, Efruz responde: y a ti también hija, no tienes que agradecérmelo a cada rato, la verdad me siento encantado de hacerlo y de ayudar, sé que Dios me lo recompensara algún día, además, ya no tienes que temer, nadie te encontrará aquí, Feride dice: perdóneme señor Efruz, lo que pasa es que aún estoy algo nerviosa, mis hermanos siempre han sido de esa forma, pero, Samet era diferente, pero parece que ahora ellos lo hicieron a su forma.

Loading...

Efruz comprende lo que Feride dice y trata de calmarla un poco, Efruz dice: trata de no pensar en eso, Feride responde: sabe, cuando el me apunto con esa arma, no pensé en mí, sino más bien en mi hermano ¿Qué pasaría si se convirtiera en un asesino? Si él lo hubiera hecho ¿Cómo se sentiría? Efruz dice: hija, solo Dios da la vida y solo él nos las puede quitar, tus hermanos buscaban castigarte, pero al querer hacerlo, ellos cometieron un gran pecado, tanto a ti como a Samet los convirtieron en sus víctimas, pero ya cálmate, Murat no tardará con tu medicina.

En ese momento llega Murat, Murat dice: Feride, tengo buenas noticias, arrestaron a tus hermanos, Feride responde: ¿Qué? ¿Cómo paso todo eso? Murat dice: hace un momento hable con Melek, me dijo que tus hermanos habían ido a buscarte al restaurante, pero al no encontrarte empezaron a destrozar el lugar, pero Kenan los detuvo y llegó la policía al poco rato.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *