Los hermanos de Feride reciben una pista de dónde está Feride. ¿La encontrarán?

Feride estaba en casa de Melek y Melih, pero ella estaba frustrada de tener que dejarle todo el trabajo a Melek en el restaurante, pero Melek y Melih le dicen a Feride que por su propia seguridad no podía volver al restaurante.

Entonces Melek le informa a Feride que Murat le había dicho que vendría a visitarla, Feride responde: sí lo sé, pero él primero me dijo que iría a visitar a su papá. Melek dice: está bien, no le abras a más nadie.

Loading...

Melek y Melih salen de la casa y Feride tranca con llave, mientras que los hermanos de Feride merodeaban por el lugar en el que quedaba la casa de Melih.

Los hermanos de Feride llevaban muchas horas buscando a Feride por el barrio, hasta que de pronto observan a Melih y Melek caminando por el lugar, y se dan cuenta de que era la misma mujer del restaurante, los hermanos de Feride entonces sacan la conclusión de que Feride estaba cerca en alguna parte

Feride comienza a sentirse muy intranquila en la casa de Melih, caminaba de un lado al otro y luego tomaba asiento en la mesa y se colocaba las manos en la cabeza pensando en la posible solución a su problema.

Feride entonces va en busca de un vaso de agua y se asusta porque escucha que alguien estaba tocando la puerta, y ella pregunta de quién se trataba, Murat quien estaba detrás de la puerta le dice que era él.

Feride le abre y Murat entra a la casa, ella entonces le dice a Murat que estaba muy asustada todavía, y Murat responde: sé que es fácil decirlo pero, bueno tienes que relajarte, no estás sola, estoy aquí, también Melek y Melih, ya no pienses en eso ¿está bien?

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *