¡Hayme cree que Ertugrul será exiliado!

Gundogdu la noche anterior perdió la calma y no pudo contener su frustración, pagando los platos rotos su esposa al propinarles varias bofetadas a Selcan, en las afuera de su tienda, siendo observada esa escena por la mayoría de las personas que hacen  vida en el campamento. Hayme Ana  temprano en la mañana se dirige hacia la tienda de su hijo Gundogdu y al entrar se enoja  al ver que su hijo todavía sigue durmiendo.

Hayme Ana se coloca al lado de su cama y lo llama repetidas veces,  Gundogdu despierta y se sorprende al ver a su madre al lado de su cama. Hayme Ana con voz autoritaria le ordena que se levante. Gundogdu le pregunta que está pasando. Su madre le resp

Loading...

onde que él busque a su esposa Selcan está en el taller de textil. Gundogdu le dice que él no puede soportar más a Selcan, que ella lo culpa por la pelea con Ertugrul.

Hayme Ana le reclama que por esa razón él maltrato a Selcan. Gundogdu se siente culpable y le dice  a su madre, que él sabe no estuvo bien lo que hiso y que no es lo apropiado de un hombre.  Hayme Ana se sienta  al lado de su hijo y le dice que él es Bey, que si él se comporta de esa forma, su gente hará lo mismo, que él ha irrespetado sus costumbres.

Que de acuerdo a sus costumbres él no puede golpear a una mujer. Luego le dice que se levante y traiga de vuelta a su esposa. Gundogdu le pregunta por Ertugrul y su madre le responde que hasta que esta mala guerra termine, ella exiliara a Ertugrul y a sus guerreros si es necesario y que él debe ser precavido con las malas decisiones de su tío Kolkata. Gundogdu le responde que no se preocupe. Hayme Ana le dice a su hijo que se levante y busque  a su esposa.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *