Feride es encontrada por sus hermanos. ¿Qué pasará con ella, alguien llegará a tiempo a rescatarla?

Melek y Feride hablaban por teléfono, Melek quería saber cómo estaban las cosas con Feride y ésta le dice que todo estaba  en orden por ahora.

Feride dice: ¿y el restaurante cómo está?, Melek responde: todo bien, descuida solo estuvo lleno un rato, Feride dice: me da gusto Melek… mi batería se está agotando, Melek responde: no te preocupes, Feride dice: por cierto Melek… ¿Melek?, rayos la batería.

Loading...

De pronto alguien toca la puerta y Feride se preguntaba si era Murat nuevamente, pero esta vez eran sus hermanos, pues ellos gritaban a voces que Feride saliera de la casa.

Feride entonces se asusta y dice: ¡me encontraron no puede ser posible!, ¿qué voy a hacer ahora?

Los hermanos mayores de Feride golpeaban la puerta a patadas mientras le gritaban a Feride que abriera la puerta, porque sabían perfectamente que estaba sola. El hermano menor no participaba en nada, pues él no estaba de acuerdo con sus hermanos mayores.

Feride mientras tanto estaba preocupada porque no sabía qué hacer ante esa situación y pedía a dios que la ayudara. El hermano mayor entonces dice: ¡Feride!, ¿Quieres que rompamos la puerta?, ¡entraremos aunque no quieras!, ¡abre Feride!, si no abres la puerta vamos a matar a ese sujeto, ¿oíste?, ¡lo mataremos!, ¿Quieres que matemos a Murat, eso quieres?, ¡anda contesta!

Feride entonces estando adentro de la casa, se desespera y sin saber qué hacer usa su teléfono, pero estaba totalmente descargado. Entonces le hermano mayor dice: está bien… así lo quisiste Feride… mataremos a Murat cuando venga.

Feride entonces no lo soporta más y abre la puerta diciendo que se detuvieran. Los hermanos de Feride la observan, y sonríen al ver a su hermana. Feride estaba llorando porque sabe lo que vendría después no podía ser nada bueno.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *