¡Beiju Noyan recibe a los guerreros Kayi!

En las montañas en el campamento de los mongoles, son recibidos los guerreros Kayi que fueron convencidos por Hamza, para abandonar a la tribu Kayi y unirse al ejército Mongol del territorio comandado por Beiju Noyan.  Todos los guerreros son colocados en círculo alrededor de Beiju Noyan, el chamán del campamento Ulu Bilge danza y toca su tambor en honor  a los nuevos soldados. Beiju Noyan saca una bolsa con monedas  y comienza  arrojarlas sobre el cuerpo de los guerreros Kayi.

Beiju Noyan les lanza las monedas  en frente de cada guerrero va caminado y lanzando  monedas. Uno de los guerreros se dobla para recoger las monedas que les cayeron sobre sus pies. Noyan se detiene delante del guerrero que agarro las monedas del suelo, le mira los ojos y observa que el guerrero lleva un cuchillo en la cintura, lo toma y se la clava en el estómago muriendo el guerrero en el acto.

Loading...

Hamza y Tangut solo observan sin decir nada sobre lo ocurrido y el chamán sigue bailando como festejando la muerte del guerrero Kayi. Beiju Noyan sigue lanzando las monedas sobre los guerreros restantes y ellos no hacen el intento de tomarlo, al terminar de arrojar las monedas les dice, que el poder es el deseo que brota en las entrañas  de un hombre, que si es oro ese deseo es barato y sabe que ninguno de ellos es amante del oro.

Que ellos lucharan con el ejército más grande y poderoso del mundo. Que ellos están allí para convertirse en soldados del ejército más grande del mundo, para luchar, para recibir el botín. Que si hay alguien amante del oro, que vaya con él y lo conseguirá tanto oro como quiera y que si lo pide él pude darle todo su oro. Que ellos no están allí por el oro, tampoco son valientes baratos.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *