Melek le exige a Murat y Feride que le cuenten todo lo ocurrido. ¿Podrá Melek ayudar en algo?

Murat y Feride comienzan a ordenar las mesas cuando Melek llega al restaurante, entonces al cabo de unos minutos Melek se acerca a Feride y le cuenta que estaba muy preocupada por lo que sucedió con su tía.

Melek dice: ¿todo está bien cariño?, Feride responde: sí Melek, todo está bien, cuando te fuiste cerré el restaurante y después de fui a descansar, Melek de verdad… muchas gracias, de no ser por tu amabilidad y tu amistad no sé qué haría en este momento, Melek dice: mira yo no quería presionarte, pero quiero que me digas lo que sucedió ayer.

Loading...

Murat toma la palabra y dice: bueno sí, pues como te dije Melek, Feride hizo todo eso por mí, Melek responde: pero explícame… Feride… mira primero desapareces de la cafetería, luego tu tía viene a buscarte muy alterada, luego pasas aquí la noche, en el problema en que los dos estén metidos, prefiero que me lo digan ahora mismo ¿sí?

La tía de Feride seguía hablando con los hermanos de Feride, y seguía quejándose como loca diciendo que no podía controlar a Feride, por lo tanto le urgía que llegaran rápido. La tía de Feride se alegra, pues los hermanos de Feride vendrían pronto por ella. Entonces al terminar la llamada la tía de Feride dice: seguro que sí extrañas mucho a tus hermanos ¿cierto Feride?, me las vas a pagar.

Murat toma asiento junto a Melek y Feride, luego él le cuenta que todo lo que hicieron había sido por su padre, Melek entonces voltea los ojos creyendo que Veysel era el mismo hombre de siempre. Murat comienza a explicarle que su padre había hecho todo por Tulay, y por eso debía conseguir el dinero, al estar él de luna de miel con Tulay, los hombres que lo perseguían a él, tomaron a Murat.

Murat al final termina diciendo que su padre no era el mismo.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *