Bayaceto acepta la invitación de Takmaz y va junto con sus hijos a su palacio en Kazvín.

Tras haber recibido una invitación por parte del Shak Takmaz cuando estaban en las fronteras persas, el príncipe Bayaceto las aceptó y se dirigió al palacio de Takmaz en Kazvín junto a sus hijos, Ahdmaka, Usain cabiz y los demás soldados. El príncipe Bayaceto llega al palacio y camina junto a sus hijos por un pasillo en donde los súbditos del Shak riegan monedas de plata en su camino en honor a su visita.

El príncipe Bayaceto se encuentra de frente con el Shak Takmaz y lo ve sentado en su trono rodeado por muchos guardias y viéndose muy sereno y tranquilo. El príncipe Bayaceto asiente ante la presencia del Shak Takmaz y le dice que lo saluda, Takmaz asiente y le dice  que es bienvenido a su palacio y debe sentirse seguro.

Loading...

El príncipe Bayaceto aun dudoso de la decisión que tomo de aceptar la acogida de este en el palacio de Kazvín, le dice que gracias  y está en deuda con el por la hospitalidad que le ha demostrado, Takmaz le dice pareciendo muy pensativo que él es el príncipe que más se parece al sultan Suleimán así que si eso es cierto requerirá cierto coraje pode traicionarlo.

El príncipe Bayaceto se ha metido en la casa del enemigo y esto ha sido porque se sentía acorralado y quería velar por el bien de sus príncipes, sabe que de otra manera las fuerzas otomanas lo hubiesen cogidos en kart y no le fuesen dado oportunidad de nada, pero toma en cuenta también que a pesar de su hospitalidad el Shak Takmaz sigue siendo un enemigo del imperio y por eso no puede estar totalmente tranquilo en presencia de los persas. Bayaceto planea aceitar su ayuda momentáneamente y luego marcharse cuando sea el momento. Pero ¿Cómo se verá esto a los ojos del sultan Suleimán?

 

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *