Ahdmaka muere en el intento por trata de salir del palacio víctima del filo de las espadas enemigas.

Luego de haber cumplido su misión de asesinar a Rüstem Pasha, Ahdmaka sale de los aposentos del Pasha caminando con dificultad por el gran dolor que siente por la herida que este le dejó con el disparo y piensa en aferrarse a las ganas de vivir para lograr salir del palacio. Ahdmaka comienza a tambalearse y se mira la herida que tiene en el estómago y ve que es mucha sangre.

Ahdmaka trata de seguir caminando y lo hace lentamente en busca de lograr salir del pasillo de los aposentos de Rüstem Pasha, ve su hacha en el suelo y la coge, continua caminando y sintiendo que se queda sin aliento y sin fuerzas, recuerda su relación con el príncipe Mustafá y cuando una vez en uno de los campamentos de guerra lo abrazo después de haberle pedido que apoyase a Bayaceto en su ausencia.

Loading...

Ahdmaka continúa caminando para buscar la salida del palacio y recuerda a su pequeño hijo y a su amada esposa en una granja, este esboza una grata sonrisa por ese pensamiento y se llena de esperanzas para salir. Pero de pronto el cielo de Ahdmaka se nubla, unos guardias aparecen al final del pasillo y este sabiendo que no le quedan fuerzas para luchar se deja caer de rodillas en el lugar.

Los guardias se abalanzan sobre Ahdmaka y lo cortan repetidas veces en el suelo hasta dejar a este  moribundo y sin oportunidad de vivir. Un final digno ha sido el que Ahdmaka ha tenido  un fiel servidor como Ahdmaka y es que antes de morir a cumplido la promesa que se hizo y que le hizo a su alteza el príncipe Mustafá, acabó con el traidor de Rüstem Pasha y con el verdugo responsable de su muerte sal Mahmud.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *