Nurbanu felicita a Selim por su victoria y este le dice que la victoria ha sido del sultán.

La sultana Nurbanu se encuentra sentada junto al príncipe Selim en sus aposentos mientras este recibe un baile por parte de las criadas de su harem como reconocimiento de su victoria. La sultana Nurbanu mira al príncipe Selim y le dice que disfrute del mejor vino, la mejor comida y de la mejor compañía.

La sultana Nurbanu viendo al príncipe Selim muy serio le dice que ha tenido una gran victoria y podría estar orgulloso , el príncipe Selim la mira y le dice que la doctora no es suya , es de su majestad el sultan Suleimán  porque si no fuese por él, ni los Pashas ni los jenízaros hubieran luchado a su lado. La sultana Nurbanu comprendiendo el bajón anímico del príncipe Selim , trata de alentarlo y le pregunta si ganarse al sultan Suleimán  y su respaldo como él lo ha hecho no es más que una victoria.

Loading...

La sultana Nurbanu continúa y le dice al príncipe Selim que el sultan Suleimán lo escogió a él, por su vida él abandono al príncipe Bayaceto. El príncipe Selim se queda pensativo y le dice a la sultana Nurbanu que el príncipe Bayaceto tiene una herida de flecha en el corazón y no se sabe si caminará y si se recupera será un grave problema.

El príncipe Selim le dice a la sultana Nurbanu que el príncipe Bayaceto es un león herido ahora y un león herido es mucho más peligroso, la sultana Nurbanu le dice que no cree que sea cierto lo que le dice pero tiene razón y no pueden dejarla al azar y él le pedirá perdón a su majestad, la sultana Marian también lo hará y deben evitarlo a cualquier modo. El príncipe Selim le dice a Nürbanu que no se preocupe porque Marian y Bayaceto no podrán hacer nada sin que lo sepan.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *