Bayaceto se está recuperando y planea seguir en pie de lucha.

El príncipe Bayaceto ha estado recuperándose de sus heridas en su palacio después de estar muy grave y se encuentra en sus aposentos acompañado por Lotmanag y la señorita Defnet. Lotmanag ayuda al príncipe Bayaceto a levantarse de su cama y le pide que por favor tenga cuidado porque sus heridas aún son graves.

El príncipe Bayaceto se sienta un mueble de sus aposentos y la señorita Defnet se sienta a su lado y le dice que le agradece al todo poderoso ala por consérvalos por ellos y sus hijos, el príncipe Bayaceto coge su mano y la aprieta reconfortado por sus palabras, mira a lotmanag y le ordena que le diga a Ahdmaka que venga a los aposentos de inmediato, este asiente y le dice que como ordene.

Loading...

Estando a solas ya , la señorita Defnet muy preocupada le dice al príncipe Bayaceto que sabe muy bien lo que está pensando pero en esa condición será un grave error actuar , el príncipe Bayaceto sin dudarlo ni por un segundo le dice que no hay tiempo que perder si no es hoy será mañana pero debe hacer algo cuanto antes.

El príncipe Bayaceto guarda silencio y se queda mirando la armadura que estaba guindada en la pared de los aposentos, la señorita Defnet viendo eso en su mirada le dice que la fecha que iba directo al corazón pero la armadura que la sultana Hürrem le dio lo protegió, el príncipe Bayaceto asiente y le dice que es un regalo de la sultana Hürrem y sus lágrimas y plegarias lo protegieron. El príncipe Bayaceto no piensa quedarse sin hacer nada y no quiere perder tiempo y aun estando en plena recuperación ha mandado a llamar a Ahdmaka para comenzar los preparativos para su revancha y no piensa darse por vencido en la primera derrota.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *