Marian reúne provisiones y las envía a Bayaceto para que prepare mejor su ejército.

La sultana Marian después de ordenarle a Sümbül reunir sus monedas en cofres para enviárselas al príncipe Bayaceto como provisiones para los soldados, se encuentra con este en sus aposentos frente a varios cofres llenos de monedas de plata. Sümbül mira a la sultana Marian y le dice que el total de monedas de plata es de quinientas mil monedas y jura que podría comprar todo Eskudar con ese dinero.

La sultana Marian complacida por el apoyo que le envía al príncipe Bayaceto, le dice que no es nada importante y su hermano debe sentir su respaldo en esa guerra y sabe que necesitara ese dinero , hombres de confianza deben llevarlo a Amasya y deben asegurarse de que llegue a su alteza Bayaceto.

Loading...

Sümbül asiente ante las palabras de la sultana Marian y le dice que será tal y como ordene. La sultana Marian sintiéndose mal por las acciones que esta cometiendo le dice a Sümbül que espera no perturbar el alma de la sultana Hürrem con lo que está haciendo y nunca quiso formar parte de una guerra entre hermanos, Sümbül siente pena por esta y le dice que desafortunadamente el príncipe Selim no dejo otra opción que la lucha pero en esa situación la sultana Hürrem habría estado del lado del príncipe Bayaceto.

Claro está el lado que la sultana Marian ha escogido apoyar en la guerra de los príncipes , pero esta se ha tomado su lugar más en serio y ha comenzado a enviarle provisiones a Bayaceto para que contrate a más soldados y le sea más fácil acabar de una vez por todas con el príncipe Selim . Marian sabe que no hay vuelta atrás y así como provee de provisiones el campamento del príncipe Bayaceto planea estar lista para abogar por el cuándo sea necesario.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *