Los sueños de Serdar vuelven a ser pisoteados por Arzu. ¿Cuándo tiempo más podrá aguantar Serdar esa humillación?

Serdar escucha que hay una discusión entre Tugce y Arzu, así que decide intervenir y calmar un poco las cosas.

Tugce está molesta con su madre, debido a que su padre no está y Elif tampoco está, además de que nadie quiere jugar con ella, Serdar escucha la discusión y decide entrar en la habitación, Serdar dice: ¿Qué está sucediendo? ¿Qué está pasando aquí? Arzu responde: nada que te interese Serdar, mejor lárgate de aquí de una vez, Serdar dice: Tugce ¿Qué sucede? Cuéntame, Tugce responde: es que mi madre no quiere jugar conmigo y nadie me quiere en esta casa, Serdar dice: no digas eso pequeña, yo te quiero y tu mama también, si quieres, podemos jugar juntos, Arzu responde: claro que no, Tugce vete a tu habitación ¡ahora!

Loading...

A Tugce no le queda de otra que hacerle caso a su madre por el momento, Arzu dice: ¿en qué demonios estabas pensado? ¿Qué crees que haces? Serdar responde: ¿Qué crees que estoy haciendo? Solo hable un momento con Tugce, Arzu dice: mira Serdar, debes dejar de hacer las cosas ridículas que estás haciendo y también hare que te alejes de mi hija, Serdar responde: Arzu, voy a cumplir cada cosa que dije y hablo enserio, comenzare una nueva vida, Arzu responde: ¿con quién piensas hacer eso? Serdar responde: déjame corregir, nuestra vida, por favor Arzu, dejemos todo atrás y vayámonos muy lejos, tengamos la vida que nunca tuvimos.

A Arzu no le interesan los deseos que Serdar tenga, Arzu dice: ¿acaso enloqueciste? ¿Sabes todo lo que podría perder aquí? La mina de oro que mi padre está tratando de encontrar, Serdar responde: por favor Arzu, no me interesa esa mina mientras estemos juntos, solo te necesito a ti en mi vida Arzu, Arzu dice: no pienso dejar que vuelva a salir otra estupidez tuya, Serdar responde: Arzu, si es por dinero, yo podría encargarme bien de ustedes, Arzu dice: ¿y yo me quedaría cocinando para ti? ¿Piensas que podrías mantenerme con tu salario? Serdar, hay un límite para ser muy ridículo, no me interesan tus estúpidas ideas ni tus estúpidos sueños, ya me tienes harta.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *