Ahdmaka recuerda a Mustafá y  le dice a Bayaceto que no será como su hermano y él si vencerá.

Ahdmaka continúa en los aposentos del príncipe Bayaceto y tras aconsejarle que no confiase en su propio padre, y que este le pregunta si se refería a lo sucedido con Mustafá se dispone a responderle. Ahdmaka le dice al príncipe Bayaceto que a veces aunque no es posible cambiar el pasado mira atrás y pregunta donde cambiaron sus vidas.

El príncipe Bayaceto piensa en las palabras de Ahdmaka y este por su parte que parece perdido en sus pensamientos suspira profundo y dice que el príncipe Mustafá fue su príncipe inocente, su piadoso príncipe y si él se habría revelado el primer día de su exilio en Amasya como lo está haciendo y las cosas fueran ser distintas.

Loading...

Ahdmaka se recompone y le dice al príncipe Bayaceto que su destino no será el del príncipe Mustafá y el será victorioso en esta guerra. El príncipe Bayaceto le dice a Ahdmaka que sea como sea la persona su destino será igual y como se conoce bien siempre ha intentado hacer y decir lo correcto por lo que aceptara con valentía lo que le espera en su futuro.

El príncipe Bayaceto mira fijamente a Ahdmaka que tiene los ojos llenos de lágrimas y le dice que ala los ampare a todos a partir de ahora, este asiente y le dice que así sea y amen. Ahdmaka y el príncipe Bayaceto saben que el camino que han decidido tomar es el más peligroso de todos pero el único camino que podían controlar por sí mismo sin estar en el blanco del sultan Suleimán. Bayaceto se siente reconfortado por la confianza que le da Ahdmaka con sus palabras y piensa ser muy inteligente y cauteloso en sus movimientos, Ahdmaka piensa estar con el príncipe hasta el final y desea que no termine como Mustafá y pueda terminar siendo el sultan.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *