Ertugrul visita a su esposa enferma

Aunque la mayoría de la gente creyó que Ertugrul había muerto, la realidad era que el hijo de Suleimán Sah aún estaba vivo. Los primeros en saber que el bey vivía fueron sus alps, los cuales al verle se conmovieron mucho al ver que si hermano no estaba muerto. Después de la reunión de Ertugrul con sus guerreros, estos decidieron ir al campamento para poder sorprender a la gente que creía que el bey estaba muerto, y como era de esperarse todos los habitantes de las dos tribus se asombraron de gran manera cuando Ertugrul llego al campamento.

Después de una pequeñísima reunión entre Ertugrul y sus familiares, este se dirigió a ver a su amada esposa Halime la cual se encontraba postrada en su cama por problemas de salud. Cuando el bey vio el estado en el que se encontraba su esposa este se sorprendió en demasía, y además  él también se puso a recordar los últimos momento que este vivió con Halime.  Más específicamente Ertugrul recordó cuando este le prometió a su esposa que mientras él estuviese vivo la iba a proteger a ella,  y también no la haría sufrir ni estar de luto.

Loading...

Mientras Ertugrul recordaba el último momento que él vivió con Halime, Artuk decide interrumpir este emotivo momento diciéndole al bey si este podía pasar. Como Ertugrul no era un mal educado lo dejo pasar a la carpa, y cuando Artuk entro al lugar este le dijo al bey que ya que este había vuelto Halime de seguro se iba a poner mejor.

Artuk también le dice a Ertugrul que este era como un feroz león, y que además cada vez que él veía al bey era como si viese a su difunto padre Suleimán Sah. Ertugrul decide no responderle a lo que le dijo Artuk, ya que este prefiere preguntar sobre la situación en la que se encontraba su esposa. Artuk le responde diciéndole que ella había resistido mucho, pero o que perdían a su bebe o los perdían a ambos.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *