Suleimán toma una decisión drástica y manda a los príncipes a provincias muy lejanas.

El sultán Suleimán se encuentra en sus aposentos en compañía de su príncipe Bayaceto y Selim después de haber pedido ver a ambos para dictarle el veredicto final acerca de su decisión. El sultán Suleimán está sentado sobre su mueble mientras se mantiene pensativo y mira las cuentas de su mano, los príncipes guardan silencio y esperan a que su padre hable.

El sultán Suleimán ni se inmuta en mirar a los príncipes y les dice que ellos dos lo han decepcionado y especial mente Bayaceto y lo que hizo no fue lo correcto. El sultán Suleimán se comporta de una manera extraña y parece estar actuando sin espíritu, le dice al príncipe Bayaceto de forma inesperada que lo nombra gobernador de la provincia de Amasya.

Loading...

El príncipe Bayaceto le dice al sultán Suleimán muy molesto que no merece eso y debe saber que no lo merece , el sultán Suleimán le pregunta un poco molesto si es enserio quien aún se atreve a hablarle, el príncipe Bayaceto no dice nada más y guarda silencio. El sultán Suleimán mira al príncipe Selim quien se mantiene expectante acerca de lo que decidirá su majestad con respecto a su futuro y le dice que lo nombra gobernador de cuñea y espera que sea para mejor.

El príncipe Selim se sorprende un poco por la decisión del sultán Suleimán pero es incapaz de oponerse a su decisión y sin nada que poder hacer le dice que su cabeza se inclina ante él, el sultán Suleimán asiente y les dice a los príncipes que ahora vayan a sus respectivas provincias y se preparen para mudarse a las nuevas y ya retírense de los aposentos. El sultán Suleimán sin duda alguna ha optado por alejar a los príncipes lo más que puede y ha enviado a cada a uno a provincias que se encuentran muy lejos.

Loading...
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *